Lunes , Febrero 27 2017

Barcelona en tres días

Es frecuente que familias y grupos de amigos vengan a Barcelona para pasar unos pocos días aprovechando el fin de semana. Es muy difícil conocer una ciudad nueva en sólo tres días, pero si se cuenta con un buen programa que permita optimizar el tiempo se le puede sacar mucho partido a una visita relámpago.

Skyline barcelona
Barcelona

Aunque en la mayoría de casos no hay margen para elección, en la medida en que el trabajo os lo permita os aconsejo venir en primavera, para disfrutar de un tiempo agradable pero sin el bochorno y la avalancha de turistas del verano. En cualquier caso, sabed que en Barcelona hay turismo todo el año, de forma que será muy difícil evitar a japoneses e italianos (¿tienen vacaciones permanentes o qué ocurre?).

Primer día: la Barcelona modernista

Dice el dicho que “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, así que empecemos con lo que seguro e indiscutiblemente hay que ver en Barcelona: el templo de la Sagrada Família. Se trata de la obra magna de Antoni Gaudí, el mayor exponente del modernismo. Su construcción se inició en 1882, y se prevé que vaya a terminarse en 2025 (aunque la fecha de finalización se pospone periódicamente). Un consejo práctico: comprad los billetes por Internet para ahorraros tiempo de espera.

sagrada familia
Vista panorámica de la Sagrada Família

Se trata de una obra compleja y llena de detalles, de modo que es del todo recomendable alquilar una audioguía que permita comprender en esencia la genialidad del espectáculo. La visita vale la pena hacerla con calma, sin dejarse perder ningún detalle y subiendo también a una de las torres para admirar las estupendas vistas de la ciudad que se logran desde allí. Calculad entre tres y cuatro horas.

park güell
Park Güell

Al salir, un buen sitio para almorzar es Le Coq & the Burg (Avinguda Gaudí, 8). Después de comer, toca ir al Park Güell, otra obra emblemática de Antoni Gaudí, al que se puede llegar con el metro (L5 – Sagrada Familia – cambio de L5 a L3 en Diagonal – L3 Vallcarca). Originariamente estaba proyectado para ser una urbanización privada enjardinada, pero acabó convirtiéndose en un parque público con algunos elementos escultóricos de talle modernista con la firma de Gaudí en sus trencadís. Desde la plaza principal del parque, de nuevo tendréis muy buena panorámica de la ciudad. De camino a la salida, es parada obligatoria la escalera con el dragón gaudiniano.

passeig de gràcia1
Farola modernista de Passeig de Gràcia junto a la Pedrera

De nuevo en la L3, si os bajáis en Diagonal estaréis situados en uno de los extremos del Passeig de Gràcia, la avenida más glamurosa de la ciudad. El diseño de los adoquines es también obra de Gaudí, así como las peculiares farolas que iluminan todo el paseo. En esta avenida se concentran todas las tiendas de lujo de la ciudad, pero sobre todo dos casas diseñadas por el arquitecto: La Pedrera o Casa Milà, y la casa Batlló. Recomiendo sobre todo la visita de la primera, con un apartamento decorado con mobiliario de la época modernista y con acceso a la azotea, con estupendas vistas sobre el paseo y la ciudad. En la misma avenida encontraréis algunos de los espacios recuperados.

vinçon 4
Vistas de la tienda Vinçon, uno de los espacios recuperados de Barcelona, en el Passeig de Gràcia

Para la cena, una buena opción puede ser la Cerveseria Catalana (Calle Mallorca, 236), un local muy turístico pero frecuentado también a menudo por los barceloneses. Ofrece una buena selección de tapas a un precio muy razonable (unos 15-20€). En la zona se encuentra también Alaire (Passeig de Gràcia, 73), una de las terrazas con vistas de las que hablé recientemente.

Segundo día: el casco antiguo

El casco antiguo se divide en tres barrios: Born – Ribera, Gótico y Raval. Empezaremos nuestra ruta en la Catedral, situada en el barrio gótico. Por la mañana y a última hora de la tarde, la entrada es gratuita, mientras que en las horas centrales del día hay que hacer un donativo para acceder. Al salir, una ruta interesante para seguir en esta zona es la de la Barcelona romana, que empieza en la puerta al antiguo recinto amurallado; la ruta recorre las principales calles del Gòtic, por lo que es una forma estupenda de dar también un paseo por este barrio.

templo de augusto
Columnas del templo de Augusto en el Centre Excursionista

Para completar la mañana, puede ser agradable recorrer la Rambla, una de las calles más famosas de Barcelona. Merece la pena hacer una parada en el mercado de la Boquería, ahora pasto de los turistas, pero aun así muy representativo de los mercados de la ciudad. Muy cerca está el antiguo Hospital de Barcelona, reconvertido en Biblioteca, un espacio singular y muy acogedor por el que puede estar bien pasar.

biblioteca catalunya1
Recinto de la Biblioteca de Catalunya

Una vez familiarizados con el Gòtic y el Raval, toca cruzar la vía Layetana para llegar al Born, presidido por la iglesia de Santa María del Mar, construida en el s. XIV por la gente más humilde de la ciudad de los barrios de extramuros, que trabajaba sobre todo en el puerto. Un buen sitio para comer antes de empezar la visita de esta zona es el Mercat de la Princesa (carrer dels Flassaders, 21), un espacio con multitud de restaurantes y una zona central común, de forma que cada cual puede tomar la comida en un sitio distinto (sushi, pasta, huevos estrellados…) para luego sentarse todos juntos.

santa maria del mar
Vista del techo de la nave principal de la iglesia de Santa Maria del Mar

La primera visita ha de ser, sin duda, Santa Maria del Mar, espectacular por la altura de la nave; la estructura de su techo recuerda vagamente el casco de un barco. No hay que perderse la talla medieval de Santa María, situada en una capilla cercana al altar, ni los pequeños relieves de los ganapanes que transportaron las piedras desde las canteras para construir el edificio.

meninas picasso
Las Meninas según Picasso

Muy cerca se encuentra el Museo Picasso, uno de los más visitados de la ciudad, donde se encuentra entre otros su colección de las meninas, a partir de una reinterpretación de la famosa obra de Velázquez. No tiene desperdicio tampoco el edificio donde se aloja el museo, que se trata en realidad de tres palacetes medievales construidos en su momento por familias de burgueses.

palau de la música
Vista interior del auditorio del Palau de la Música

Tras la visita al museo, una buena opción es subir hasta la zona de Sant Pere, hasta el Palau de la Música Catalana, otra de las obras más relevantes del modernismo catalán. Aunque se organizan visitas al interior, un plan estupendo para la noche puede ser comprar entradas para asistir a alguno de los conciertos de su rica y variada programación.

Hay muchísimas opciones para la cena por la zona, pero se me ocurre que un sitio que está muy bien y con precios muy simpáticos es la Rosa del Raval (carrer dels Àngels, 6), de nuevo en el Raval.

Tercer día: Gràcia y la Barceloneta, dos barrios populares

Barcelona es modernismo y es historia, pero sobre todo son los barceloneses. Por eso cualquier visita, por fugaz que sea, tiene que pasar también por alguno de los barrios de Barcelona. Uno de ellos, aunque tristemente ha cambiado muchísimo por culpa de los turistas, es la Barceloneta. Si queréis ver lo poco que queda de su carácter marinero original, os aconsejo que apenas hayáis empezado a caminar por el paseo de Joan de Borbó, giréis a la izquierda por cualquier calle al azar y os enredéis por las callejuelas, sin seguir al rebaño de chanclas y cámaras fotográficas.

barceloneta
Una de las calles secundarias de la Barceloneta, con la playa al fondo

Aunque los barceloneses vamos a la playa de la Barceloneta sólo cuando no hay más remedio, un buen plan para el verano puede ser echarse un ratito en la arena o darse un chapuzón. Después, por aquello de “que se seque el bañador”, daros un paseo por el paseo marítimo, hacia las Maphre o hacia el hotel vela, y antes de la comida es casi obligado practicar el deporte nacional en uno de los chiringuitos que hay en verano en la playa de la Barceloneta: una clara (cerveza y limonada) y unas bravas.

Chiringuito barceloneta
Uno de los chiringuitos que en verano se instalan en la arena de la Barceloneta

Si os quedáis a comer en la Barceloneta, os aconsejo de nuevo que evitéis los restaurantes de paella de Joan de Borbó y optéis en cambio por alguno de los que se encuentran en las callejuelas del barrio, muchos todavía regentados por vecinos de la Barceloneta que llevan el negocio desde hace años, tienen pescado de una calidad muy razonable y saben cómo cocinar un buen arroz.

rius i taulet
Plaça Rius i Taulet, en Gràcia

La tarde la podemos dedicar a Gràcia, que, como ya os conté recientemente, es uno de los barrios de moda, muy frecuentado por los barceloneses, con aires de pueblo pero a la vez muy cosmopolita. Un buena opción para un paseo por el barrio puede ser subir por Gran de Gràcia y bajar por Verdi, para luego visitar algunas de las plazas, tan características de la zona, sin dejar de entrar a curiosear en las muchas tiendas de cosas artesanales, vintage, hipsters… del barrio.

Para la noche, insisto en mis recomendaciones del artículo que le dediqué al barrio: cena en Samsara (carrer Terol, 6) y cerramos estos tres días en Barcelona con un cóctel en Bobby Gin (carrer Francesc Giner, 47).

Acerca de Blanca Rodríguez Belló

Blanca Rodríguez Belló
Me encanta viajar, y una de las cosas que más me gustan cuando viajo es que alguien del lugar me muestre su ciudad. Esto es lo que intentaré hacer con este blog. Soy de Barcelona y tras 25 años de cenas, museos, copas y paseos románticos, me dispongo a hablaros de mi ciudad. Barcelona y yo es justamente esto: cómo es mi Barcelona, a qué sitios me gusta ir, qué hago cuando voy aquí o allí, qué historias se esconden en cada barrio, cuáles son las fiestas que se celebran en la ciudad. Espero que lo que escriba os sirva para sacar mayor partido a vuestros viajes y que acabéis amando esta ciudad tanto como yo la amo. Podéis contactarme en blanca@laotraruta.net

Te podría interesar

Las mejores vistas del skyline de Barcelona

No hay viaje que se precie que no cuente con una buena colección de fotos. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *